Menu

EL HILO ROJO

INFANCIA Y ARTE EN JUEGO

header photo

El Hilo Rojo porque...

Decidí ponerle el nombre de El Hilo Rojo al Proyecto

por que cuenta una bonita leyenda oriental que las personas predestinadas a conocerse

se encuentran unidas por un Hilo Rojo atado al dedo meñique.

Es invisible y permanece atado a estas dos personas a pesar del tiempo, del lugar, de las circunstancias.

El hilo puede enredarse o tensarse, pero nunca puede romperse.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique.

Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques

con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos.

El Hilo Rojo que tejemos entre todos, creando una red en la que todos estamos unidos

y a todos nos mueve un mismo objetivo: el respeto y el amor por la Infancia.

 

¿Quién está detrás de El Hilo Rojo...?

Me llamo Arancha Cristo Jimeno. Nací en un pueblo de Madrid, crecí jugando en la calle desde bien pequeña, en los prados, subiéndome a los árboles y corriendo aventuras que acababan con una bañera llena de suciedad e historias que recordar. Ahora, con esta sociedad de sobreprotección hacia la Infancia, echo de menos verles jugar con confianza, con libertad y haciendo suyos los distintos espacios (fuera de casa).

Soy Acompañante...

Me apasiona la Infancia. En estos más de 15 años trabajando en Escuelas Infantiles en la Comunidad de Madrid he aprendido mucho, de los niños y las niñas, sobre todo. Ellos me ayudaron a definir mi labor: Soy acompañante.

Acompañar a la Infancia en su proceso vital en todos los niveles (emocional, cognitivo, motor, social, lúdico…) observando, disfrutando, ilusionándome con ellos, creando, asombrándome, experimentando, probando y reviviendo. Reencontrándome con mi niña interior.

Creo en el niño/niña como ser competente, completo, protagonista de su Vida, de su Educación que es.

Y el adulto, acompañando estos procesos desde el respeto, la admiración y la observación, sin dirigir.

Me encanta estar en continua formación, renovarme y seguir aprendiendo, conocer gente que aporte y avanzar tejiendo redes.

Formada en las Escuelas Municipales de Reggio Emilia y Pistoia (Italia) con el maravilloso legado de Loris Malaguzzi y "Los cien lenguajes del niño"; también en el método-estudio de Emmi Pikler y su movimiento libre; Montessori (con Celine Hameury); sexualidad infantil (Emeki), Práctica Psicomotriz Aucouturier (CEFOPP), entre otros.

Y tengo una máxima: “con sentido común y amor”.

Soy una persona inquieta, observadora, creativa, curiosa y perceptiva.

Me gusta la fotografía, la música, leer, viajar, ir a La Pedriza a recargarme de energía que nos aporta la naturaleza, estar con los amigos y la familia.

 

Y soy Tallerista...

En 2015 creé El Hilo Rojo, Espacio de Juego Libre, una escuelita activa donde 6 niños y niñas, con sus familias, disfrutamos como tribu, de la crianza con apego y  de la educación activa en que creemos, desde el respeto y viviendo con alegría el desarrollo vital de cada persona.

En la escuelita, el Atelier de arte y experimentación era una pieza clave en el espacio.

Cada persona entraba y salía en el taller con total libertad, guiados por su pulsión, teniendo la oportunidad de expresar mediante el arte: arcilla, pintura, carton, metal, acuarelas, lapiceros, ceras y demás material reciclado.

Por las tardes disfrutamos el Espacio de Encuentros con distintos talleres: cuentacuentos, psicomotricidad vivenciada, biodanza, Grupo de crianza...y también de los TALLERES EN FAMIlIA que proponía yo como tallerista.

A día de hoy, por mi pequeña revolución llamada Luna, que me llevó a mudarme y vivir en el campo, cerré en junio de 2018 la escuelita, con pena pero con un gran sabor de boca por todo lo vivido.

Y es ahora que me reinvento y me centro en los talleres, proponiendo espacios cuidados, estéticos, bellos en forma de instalación y material para que las familias jueguen entre sí, disfruten y creen, expresándose así.

Atelier de la escuelita El Hilo Rojo, Rivas

 

Yo propongo el espacio con diferente material,

cuidando mucho la estética, la presentación, el material...

la infancia con su magia y en su juego, hace el resto.

He trabajado también como tallerista en las Escuelas en las que he trabajado, proponiendo el Arte como experimentación y expresión de las emociones por medio de instalaciones y espacios de juego atractivos, lúdicos y simbólicos. Alfredo Hoyuelos, Javier Abad y Francesco Tonucci son mis referentes.

 

Atelier de paraguas. Mandala de naturales, E.I. Crea, Rivas

 

Además...

Aprendí la magia del teatro de sombras y me reencontré con mi sombra y mi luz (compañía Teatro Asombras www.asombras.com).

 

La mesa de luz y el retroproyector son para mi una herramienta imprescindible creando ambientes y dando mucho juego.

 

Formación con CREATECTURA: