Menu

EL HILO ROJO, Infancia y Arte en Juego

Talleres sensoriales de JUEGO en familia

 
TALLERES SENSORIALES DE JUEGO EN FAMILIA
Imagen: Mar Padilla
 
 
Que estamos faltas de espacios que acojan a la infancia como se merece, a nuestras maternidades y encuentros en tribu
en ahondar en algo que es por todas sabido...
y por que no hacer "pequeños" gestos,
en cada pueblo, cuidad, bosque o casa
y llevar el JUEGO
por bandera
desde el respeto, la libertad y un acompañamiento sano.
La infancia tiene que  volver a tener tiempo y espacios para jugar
y los adultos debemos hacer respetar este derecho.
 
Ya sabemos que mediante el juego, la infancia conoce el mundo que le rodea, investiga, aprende, expresa y ES.
Y es imprescindible para un buen desarrollo de la persona que se den las condiciones óptimas de juego.
Entonces, tenemos el deber como adultos de propiciar y preservar el juego de calidad y calidez,
relaciones seguras, espacios de juego, objetos mediadores entre la infancia y su relacion con el mundo que le rodea.
 
LLevo años mediante
El Hilo Rojo: Infancia y Arte en Juego
disfrutando y llevando propuestas de juego
a distintos espacios, grupos, ayuntamientos, centros escolares, culturales, etc.
propuestas en las que se piensa, se diseña,
se cuida y se dispone tanto el espacio (neutro, limpio visualmente, diáfano, abierto),
la propuesta de juego, donde la belleza de lo simple prevalece,
como los objetos, seleccionados para cada propuesta, para cada grupo
pues ya sabemos que el material no estructurado, reciclado, natural
(aquel que devuelve la creatividad y protagonismo a la Infancia)
nos ayuda segun el momento vital en el que estemos,
a expresar cómo nos sentimos y cómo queremos relacionarnos con los demás.
 
Además siento que en los Talleres sensoriales en Familia,
las familias olvidan un rato sus agobios, silencian sus móviles, "dejan fuera" los milquehaceres,
y conectan con sus criaturas, entran a jugar "recuperando la conexion con su niña interior"
o acompañan el juego desde el respeto y la observación.
 
Es un regalo pasar un tiempo juntos, jugando. Comenta la mayoría.